sábado, febrero 20, 2010

Secretos compartidos con Google Earth | Purmamarca








Cajas sobre cajas, sobre de cajas...

Lost se nos muestra desde la caja más chica, desde la más pequeña de las historias hacia la más grande. A veces -ya llevamos 6 temporadas- podemos volver a cerrar la caja que se nos fue revelada, porque la hemos visto completamente. Por supuesto, son muy pocas las veces que logramos hacer algo así.
Porque continuamente se abren nuevas cajas y también porque hay cajas tan grandes que no podemos -todavía no- revisar en su totalidad. No tenemos tiempo, la apertura de las cajas no es secuencial sino simultanea.
Y además estamos advertidos, la luz no va a ser completa.
Pensar así me agrada. Cuando empecé a mirar no sabía lo que -en realidad- estaban ofreciendo. Resultó un ejercicio descubrirlo. Lo voy a seguir hasta el final, supongo. Pero podría terminar ahora mismo y la diferencia no será mucho mayor. El misterio le ganará a las revelaciones.
La historia del falso Locke es la historia de un escape, es una de las cajas grandes, tal vez la mayor que propone la serie. Todas las demás historias que hemos visto -hasta ahora- son partes más pequeñas, elementos del conjunto mayor...
No es la historia entonces, no son los sucesos ni el relato sino la narración, el modo de contarlo, lo que me resulta tan atrayente y sobre lo que espero estar aprendiendo como televidente.

Y ahora algunas palabras del autor:


lunes, febrero 15, 2010

Regreso

domingo, febrero 14, 2010

La ciencia de la felicidad


más charlitas de TED por aquí!