martes, enero 26, 2010

Los extras

(...)

-No hay nada en que sea tan indispensable la lógica como en la religión -dijo apoyando su espalda en los postigos de la ventana-.
El buen razonador puede construirla igual que una ciencia exacta. A mi me parece que nuestra certidumbre suprema de la bondad de la Providencia está en las flores. Todas las demás cosas: nuestras facultades, nuestras ansias, nuestro alimento, son, en realidad, necesarios para nuestra existencia en primera instancia. Pero esta rosa constituye un extra. Su aroma y su color son un embellecimiento de la vida, no condición indispensable de ella. Únicamente la bondad da más de lo obligado, y por eso digo que de las flores podemos derivar esperanzas.

(...)

Fragmento de "Memorias de Sherlock Holmes", un regalo extra de Sir Arthur Conan Doyle o una muestra más del método deductivo de su peculiar personaje.

domingo, enero 17, 2010

Secretos compartidos con Google Earth | Lagunas de Yala

Lagunas de Yala - Jujuy - Argentina








miércoles, enero 06, 2010

Fugaz intervención

El hombre que quería escribir en papel comenzó de a poco, a fin de no desbordar el espacio blanco de golpe. Ritmo tranquilo, disfrutando de la calma y del traslado pausado de las apariciones.
Sin embargo, en cierto momento perdió el control; la birome lo desautorizó y le impulsó la mano hacia el mundo oscuro y misterioso.

"Costaba la altura, costaba el viento. La incertidumbre daba esperanza, a veces, y a veces era incertidumbre nomás. La roca raspaba, las manos ahora se esforzaban tanto como las piernas. Y cuando Suliban Kenobi dormía colgado a la pared, tan común, tan cotidiano, era el sueño del sombrero que se le volaba. Sombrero del que nunca había huella al despertar.
Seguir subiendo y seguir soñando. Los días eran así. Casi sin quererlo, los días eran así."

Cuando el control volvió a quedar a mano del escriba, la birome sumisa ya no pudo pasear en paz porque se le hizo cortante, molesta. Afuera azotaba un viento, y el ruido era mucho.
Pero no era el ruido del viento.

domingo, enero 03, 2010

Bienvenida compañera

(...)

Epicuro dice que “todo placer es un bien en la medida en que tiene por compañera a la naturaleza”. Los placeres vanos no son buenos, porque a la larga nos acarrearán dolor y no sólo son más difíciles de conseguir, sino además más fáciles de perder...

(...)

Lo leí mientras estudiaba una materia que rendí bien.

"Ya no son estadística"

-Un día, en la Asamblea, Raúl dijo de presentarnos a las elecciones de Capital. Propusieron mi nombre y me votaron todos. Te juro que me puse a llorar. Me asusté, pero no tenía sentido decir que no. ¿Para qué decirle que no a una cosa simbólica? Sabía que no íbamos a ganar. Salimos decimoctavos.

-¿Qué hubiera pasado si ganabas?

-¡Qué susto! No; no había chances. Pero lo único que puedo decirte es que desde que conocí a Castells, todo eso que yo leía en los diarios que les pasaba a los otros, ahora les pasa a mis amigos. Los que perdieron a su hijo, víctima del gatillo fácil, los que no tienen gas, luz, agua; los que no tienen trabajo son mis amigos. Ya no son estadística. Nos rasgamos las vestiduras frente al piquete diciendo: "Nosotros somos personas irreprochables, que tenemos que llegar temprano al trabajo y no podemos tolerar el piquete". Decimos: "En Estados Unidos no habría piquete; en Europa no habría piquete". Perdón, pero yo no me imagino a un francés llegando a su casa por calles de tierra a un lugar, donde no tiene techo ni plata para pagar la comida de sus hijos. Si en Europa hubiera, como hubo acá después del gobierno de Carlos Menem, 51 por ciento de pobres, no habría piquetes: habría una revolución. Menos mal que sólo hacen piquetes.

-Entonces, lo que te da es miedo: mejor integrarse porque, si no, te arrasan.

-No, no. Lo que me da es asombro la paciencia del pueblo argentino, que soporta semejantes niveles de exclusión sin sublevarse, y que simplemente corta una calle.

-¿Tu madre qué dice de tu actividad política?

-Ahora ella tiene un problema de salud, pero antes le preocupaba. Y yo le decía: "Mamá, me parece demasiado pasteurizada la idea de integración del dueño de una estancia que en Navidad hace un asado con los peones".


Fragmento de esta nota: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1215595