martes, diciembre 30, 2008

Va un brindis

La revolución compartida calienta motores ante un año nuevo mucho más incierto que cualquiera de sus precedentes. Las palabras se amontonan en la línea de salida... ¿cómo se conjugarán unas con otras? No andan lejos las respuestas, falta poco.
2009... hay mucha información nueva recientemente procesada y habrá chispas y también luces de las buenas.
Se va el 2008 con un poblado de escritos y colores refugiados en este blog. Sale bien recorrer la mochila. Sale sentir que
al año que viene le queda sólo un camino. Lleno de matices y desvíos, pero un sólo camino.

Y sobran ganas de recorrerlo.



Feliz Año Nuevo, che :-)

sábado, diciembre 27, 2008

3 historias, por Steve Jobs [2º parte]

3 historias, por Steve Jobs [1º parte]

domingo, diciembre 14, 2008

Buen viaje

No hay nada malo con reinventarse, pero si cada tanto ocurre que las cosas se demoran un poco. Yo, por ejemplo, llevo dos semanas esperando encontrar nuevas maneras.
Mientras tanto la rutina y la curiosidad. Y algunas salidas en rollers y otros deportes que siempre ayudan.
El año no se está terminando como se vivió (aunque se vivió muy bien). Pero es mejor así.
Puse alguna musiquita al costado del camino... es cuestión de presionar play nomás.

sábado, diciembre 13, 2008

Tres agujas

Los barcos viajan de país en país
la luna no siempre es la misma
y vos te vas a ir, solo en la habitación
tu mamá se fue a Marruecos sin alhajas.
Es algo así como cansarse de todo
y todo sigue dando vueltas.
Estoy abriéndome, estoy cansándome,
mi nación no tiene cruces ni banderas.
No es que no te crea
es que las cosas han cambiado un poco.
Es mi corazón quien decide entre el mar y la arena.
Necesito verte antes que sea demasiado tarde.
casi son las tres, tres agujas tengo en la cabeza.
No, creo que nunca es tarde, una válvula de escape
se transforme en un acorde
No, es que yo no quiero más nadar en piletas.

Están partiendo el mundo por la mitad,
están quemándose las velas.
Están usándome, están riéndose
y mi canción es un antídoto liviano

No es que no te crea
es que las cosas han cambiado un poco.
Es mi corazón quien decide entre el mar y la arena.
Necesito verte antes que sea demasiado tarde.
casi son las tres, tres agujas tengo en la cabeza.

Una cuerda es una bala, el amor un ejercicio
una iglesia es como un circo.

No, es que yo no quiero más nadar en piletas.
Quiero vivir aquí, más quiero cambiar
cambiar para sentirme vivo
y te daré una flor antes que un decadrón
oh! mi amor, estoy tranquilo pero herido.

Ideas nuevas

[...Nosotros, por el contrario, consideramos importante dejarse transformar por el trastorno. Un síntoma no hace sino corregir desequilibrios: el hiperactivo es obligado a descansar, el superdinámico es inmovilizado, el comunicativo es silenciado. El síntoma activa el polo rechazado. Tenemos que prestar atención a esta intimación, renunciar voluntariamente a la que se nos arrebata y aceptar de buen grado lo que nos impone. La enfermedad siempre es una crisis y toda crisis exige una evolución. Todo intento de recuperar el estado de antes de una enfermedad es prueba de ingenuidad o de tontería. La enfermedad quiere conducirnos a zonas nuevas, desconocidas y no vividas; cuando, consciente y voluntariamente, atendemos a este llamamiento damos sentido a la crisis...]

jueves, diciembre 11, 2008

39º

Era lógico, se le gastaban las biromes. Las palabras brotaban del papel, se entreveraban en feroz lucha y, de a tachones, las heridas por fin se volvían legibles.
Eran tiempos de fiebre... pero todavía le quedaban varias hojas intactas.

martes, diciembre 09, 2008

Cosas que pasan

Hace un rato mandé un mail con el asunto guiones posibles y, más allá del resultado que reciba luego, me parece que es una buena noticia.
Una de las historias era
esta.

lunes, diciembre 08, 2008

El ser humano es un enfermo

Qué titulito ¿no?
El plan es utilizar a favor este contenido -que a priori- podría parecer desagradable u ofensivo. Y por eso lo comparto. Recuerden que es un fragmento, y cómo tal, anda lejos de representar la profundidad a la que invita comprender el libro.

Todas las consideraciones hechas hasta aquí tienen por objeto inducirnos a reconocer que el ser humano es un enfermo, no se pone enfermo. Ésta es la gran diferencia existente entre nuestro concepto de la enfermedad y el que tiene la medicina. La medicina ve en la enfermedad una molesta perturbación del "estado normal de salud" y, por lo tanto, trata no sólo de subsanarla lo antes posible sino, ante todo, de impedir la enfermedad y, finalmente, desterrarla. Nosotros deseamos indicar que la enfermedad es algo más que un defecto funcional de la naturaleza. Es parte de un sistema de regulación muy amplio que está al servicio de la evolución. No se debe liberar al ser humano de la enfermedad, ya que la salud la necesita como contra partida o polo opuesto.
La enfermedad es la señal de que el ser humano tiene pecado, culpa o defecto; la enfermedad es la réplica del pecado original, a escala microscóspica. Estas definiciones no tienen absolutamente nada que ver con una idea de castigo sino que sólo pretenden indicar que el ser humano, al participar de la polaridad, participa también de la culpa, la enfermedad y la muerte. En el momento en que la persona reconoce estos hechos básicos, dejan de tener connotaciones negativas. Sólo el no querer asumirlos, emitir juicios de valor y luchar contra ellos les dan rango de terribles enemigos.
El ser humano es un enfermo porque le falta la unidad. Las personas totalmente sanas, sin ningún defecto, sólo están en los libros de anatomía. En la vida normal, semejante ejemplar es desconocido. Puede haber personas que durante décadas no desarrollen síntomas evidentes o graves: ello no obstante, también están enfermas y morirán. La enfermedad es un estado de imperfección, de achaque, de vulnerabilidad, de mortalidad. Si bien se mira, es asombroso observar la serie de dolencias que tienen los "sanos" (...)
Deberíamos desterrar la ilusión de que es posible evitar o eliminar del mundo la enfermedad. El ser humano es una criatatura conflictiva y, por lo tanto, enferma. La naturaleza cuida de que, en el curso de la vida, el ser humano se adentre más y más en el estado de la enfermedad al que la muerte pone broche final. El objetivo de la parte física es el destino mineral. La naturaleza, de forma soberana, cuida de que, con cada paso que da en su vida, el ser humano se acercque a este objetivo. La enfermedad y la muerte destruyen las múltiples ilusiones de grandeza del ser humano y corrigen cada una de sus aberraciones.

Colectivero y Juez de Paz

Etiquetas:

Carta de Ernesto Sábato

[...doy a la palabra "poesía" la significación que tuvo en sus orígenes. Poiesis era la palabra griega, para ellos, como para todos los pueblos arcaicos, lo poético era el lugar donde se revelaban los dioses.
Los poetas eran hombres consagrados, lo que es casi como decir que eran hombres condenados a ser videntes, y a testimoniar lo luminoso y lo tremendo al resto de los hombres. Tarea que exigía el sacrificio, ya que para ser poeta no sólo el descenso al infierno formaba parte del viaje iniciático, sino la renuncia a todo aquello que podía interferir en su oficio sagrado.
El poeta, el artista verdadero, era respetado como un hombre inspirado, alguien que escuchaba lo sobrenatural. Éste es el elemento sagrado del arte, y así fue considerado no sólo por los griegos sino también por las otras antiguas culturas tanto grandes como pequeñas.
Por eso la poesía no es una forma métrica, un modo de escribir palabras, en prosa o en verso, poeta es aquel que revela la Vida, en verdad y en belleza.
Para los pueblos arcaicos [...] no se era poeta por decisión propia, como si ser artista pudiera ser un proyecto que uno pretende para sí mismo, el poeta es elegido, es una vocación que le llega; exige la intervención de lo sobrenatural.
[...] En esta sociedad que exalta y preconiza la banalidad, la competencia y el éxito, también el arte está contaminado... Es necesario recuperarlo, devolverle su lugar sagrado, alentar la lectura de los grandes escritores, de aquellos que tanto en prosa como en verso merecen el nombre de poetas porque han llegado a tener la capacidad de crear, de suscitar el mundo poético, ese mundo sin el cual no podremos sobrevivir...]

domingo, diciembre 07, 2008

Elementos constitutivos

Lo que nosotros llamamos mapa, o incluso un diagrama, es un conjunto de líneas diversas que funcionan al mismo tiempo (las líneas de la mano forman un mapa).

En efecto, hay diversos tipos de líneas, en el arte y en la sociedad pero también en una persona. Hay líneas que representan algo, y otras que son abstractas. Hay líneas dimensionales y otras direccionales.

Nosotros creemos que las líneas son los elementos constitutivos de las cosas y los acontecimientos. Por eso cada cosa, tiene su geografía, su cartografía, su diagrama. Lo interesante hasta en una persona son las líneas que la componen que toma prestadas o que crea..."


...de Gilles Deleuze, recordado por la autora de este blog para El Hacedor de Mapas

jueves, diciembre 04, 2008

El mundo ya no gira... ahora rueda!