sábado, diciembre 29, 2007

Cuando la percepción se ensancha

Los escritores utilizaron la ciencia ficción para predecir viajes a la luna, guerras nucleares y la clonación de especies, entre otros sucesos extraordinarios.
Aquellas fueron palabras que supieron anticiparse al futuro para aumentar la velocidad de los cambios por ocurrir o para prevenirlos. O tal vez... porque a los escritores les resultó imposible evitar el mandato de una fuente de poder incontrolable, que movía manos, que llenaba papeles.
Sucedió hace tiempo atrás, cuando la pluma sacó ventaja. Pero pronto la realidad tendrá todo un 2008 para acortar nuevamente esa brecha.
Y el salto evolutivo sobre el que leíste ahora podría aparecer en cualquier lugar y en cualquier momento...

jueves, diciembre 27, 2007

Historias de tango

En tu bulín de ermitaño aún te sigue faltando
la bombachita colgando de la canilla del baño.
Llevás demasiados años sacándole el cuerpo al bulto
con argumentos profundos dignos de un Dalai Lama,
y aún seguís con la cama tan fría como un difunto.

Cuando sos interrogado sobre tu estado civil
no sabés lo que decir, si soltero o divorciado.
Los viernes, días sagrados, salís a romper la noche
diez litros de nafta al coche, y una vuelta por las canchas,
a ver lo que se levanta para poner digno broche.

Galán de perfil mediano que te hacés el centrojás,
cuando al mostrador llegás con tu paso de verano.
Lo que vos soñás, hermano, es difícil de encontrar.
Sé que es brava de bancar la soledad del domingo
y que el fútbol y los pingos comienzan a no alcanzar...

Es verdad que los amigos son lo mas grande del mundo
y también que en lo profundo de tu alma estás conmigo.
Escuchá lo que te digo, metételo en la cabeza
no se borra esa tristeza subiéndote a cualquier tren.
Te hace falta una mujer en lugar de mil princesas.

No pienses que es un consejo, ¡qué te voy a enseñar yo!
Si estoy mucho peor que vos, mis recuerdos son añejos.
Buscá de frente al espejo, en el botiquín del baño
el frasco del desengaño ya no tiene mas pajillas.
Jugate a hacer la sencilla, que éste puede ser tu año.

Besala como vos sabés, regalate la poesía
de vivir en compañía de la mujer que querés
Convencete que podés no te vallas a Sevilla

que vas a perder la silla y la alegría más bonita
de encontrar la bombachita colgada de la canilla.

domingo, diciembre 23, 2007

Sólo creelo

Todas las personas que se fueron siguen contigo. No trates de entender, sólo siéntelo.
Están ahí para que escuches, para que te voltees y veas eso que se te pasó entre tanta prisa.
Estando solo o con gente. Vuelven para contarte, para mostrarte. Es un momento... a veces tenés que cerrar los ojos.
Provienen del pasado pero te ayudan a transformar el presente. Te ayudan, sí. Aunque se hayan ido mal, aunque se hayan ido de la peor manera.
Tal vez pasó un tiempo demasiado largo desde que se fueron, pero ahora vos sabés cosas nuevas.

Todas las personas que se fueron siguen contigo. Porque extrañás, por eso, siguen contigo.
Cuando sentís que la percepción se ensancha... ahí vienen.

lunes, diciembre 17, 2007

Un mundo más macanudo

Mientras estudio para 2 finales de mañana y pasado -es inevitable- se me ocurren chistes a lo Liniers:

1º cuadrito: Presentación Rómulo, el tipo que camina saludando a todo el mundo (la cara de Rómulo sonriente, fileteados y otros adornitos).

2º 3º y 4º cuadrito: Rómulo caminando por la vereda y saludando a distintos transeúntes, que lo miran sorprendidos.

5º cuadrito: Uno de los transeúntes, sin perder la cara de sorpresa, le devuelve el saludo.Y abajo aparece un pie de texto: Rómulo el tipo que camina saludando a todo el mundo... está cambiando el mundo.

Cosas de la abuela


Etiquetas:

...ahora la contratapa

no...
mejor vayan a verla en vivo,
es mucho mejor que no se pierda el efecto libro :-)

viernes, diciembre 14, 2007

Las palabras llegaron solas

...y yo las seguí nomás.



Sentado en un banco del Parque España el escritor percibe la presencia de una mujer a dos bancos de distancia.
Entonces saca su termo rojo y prepara el mate. Un rato después la mujer se levanta y se va, pasando lentamente por delante suyo. Y otro rato después la misma mujer vuelve al parque, pero ahora se sienta sólo a un banco de distancia.
En realidad... no es que ella haya regresado... fue el escritor quién la trajo de vuelta.
Y ahora le pone una edad, un pasado, un nombre. Se llamará "Mariana", sentencia. Y mediante nuevos trazos de birome logra extender el parque, y en el nuevo espacio ubica un banco más, enfrentado al banco de Mariana.
Hacia allí trae a un escritor. Bah, a un muchacho que gusta de escribir y está probando a ver qué pasa. Lo sienta frente a su Mariana y le hace abrir el bolso que lleva consigo. El muchacho saca del bolso un mate, un termo rojo y un anotador. A la birome no la saca, la deja en el interior, oculta. Luego el muchacho mira para un lado, luego para el otro, después hace una parodia más y finalmente se anima, y le pregunta a la mujer de enfrente si tiene birome o lápiz.
-¿Sobre que vas a escribir?- retruca ella, sin todavía darle nada.
-Sobre el océano, capaz- responde dudando él.
-Ah- suspira ella. -¿conocés la historia que cuenta a dónde van las ballenas?
-No- contesta él, ya a esta altura ya medio encandilado por aquella voz y aquella luz.
-Entonces podrías escribir sobre eso... dale, tomá mi birome- dice Mariana, mientras se para, va hasta él y le entrega una bic de tinta azul.
Luego Mariana desaparece. Y desaparece también el parque. Sólo queda el banco hacia donde el escritor mira la hoja en blanco del joven escritor, al mismo tiempo que también mira la hoja en blanco de su propio cuaderno.

Ya llegarán las nuevas palabras, supone y espera. Luego se toma otro amargo mientras abandona la hoja en blanco y mira hacia el río; ahora él y el Parque España comparten un nuevo secreto.

Un Golpe a los libros infantiles

¿Sabías que ese libro estuvo prohibido?
¿Sabías que una vez prohibieron un libro por "ilimitada fantasía"?

Revista Imaginaria se propuso hacer un largo recorrido por aquellos años oscuros, donde -también- la literatura infantil era perseguida.
Nunca más (los libros para niños y jóvenes durante la dictadura)

miércoles, diciembre 12, 2007

+ novedades

martes, diciembre 11, 2007

Mañanas de noviembre

Por esas cosas, durante noviembre pasado anduve durmiendo lejos de casa y para ir hacia el trabajo tuve que cambiar el recorrido. Por eso partía a las 7 am y caminaba unas 25 cuadras más o menos.

Fue todo un cambio no ir en auto. Un cambio de velocidad, de paisajes y de sentires.
Melina (y Lila) me acompañaban unas cuadras, y luego era unirme al bulevar y a la presencia de sus árboles. Y mientras los pies apuraban el paso, los ojos contemplaban adelante, y la mente buscaba hacia atrás, hacia las estrofas de esta hermosa canción:

Al oeste y al oeste
llueve y lloverá
una flor y otra flor celeste
del jacarandá.

La vieja está en la cueva
pero ya saldrá
para ver que bonito nieva
del jacarandá.

Se rien las ardillas.
Ja, jará, ja, ja,
porque el viento le hace cosquilla
al jacarandá.

El cielo en la vereda
dibujado está
con espuma y papel de seda
del jacarandá.

El viento como un brujo
vino por acá.
Con su cola barrió el dibujo
del jacarandá.

Si pasa por la escuela
los chicos, quizá,
se pondrán una escarapela
del jacarandá.

Al oeste y al oeste
llueve y lloverá
una flor y otra flor celeste
del jacarandá...


Y así muchas de aquellas mañanas soleadas todas...

Palabras que tocan y modifican

Le debo un par de historias,
aunque él no sabe,
y se las voy a pagar

A don Alejo Carpentier no lo conozco. Alguna vez tendré que verlo. Tengo que decirle:
-Mire, don Alejo, yo creo que usted nunca ha de haber oído hablar del Mingo Ferreira. El es un compatriota mío que dibuja con gracia y con drama. Me acompañó durante años en las sucesivas aventuras de los diarios, las revistas y los libros. Trabajó a mi lado y algo supe de él, aunque poco. El es un tipo sin palabras. Lo que a él le salen son dibujos, no palabras. Viene de Tacuarembó, es hijo de un zapatero; siempre fue pobre.
Y decirle:
-En Montevideo, él se ligó varias prisiones y palizas. Una vez estuvo preso durante unos meses, cerca de un año, creo, y cuando salió me contó que en el lugar donde estaban encerrados se podía leer en voz alta. Era un galpón inmundo. Los presos se amontonaban uno encima del otro, rodeados de fusiles, y no se podían moverse ni para mear. Cada día uno de los presos se paraba y leía para todos.
Yo quería contarle, don Alejo, que los presos quisieron leer El siglo de las luces y no pudieron. Los guardias dejaron entrar al libro, pero los presos no pudieron leerlo.
Quiero decir: lo empezaron varias veces y varias tuvieron que dejarlo. Usted les hacía sentir la lluvia y los olores violentos de la tierra y la noche. Usted les llevaba el mar y el estrépito del oleaje rompiendo contra la quilla del buque y les mostraba el latido del cielo a la hora en que nace el día, y ellos no podían seguir leyendo eso.
Y decirle:
De Milton Roberts puede ser que se acuerde. Milton era aquel muchacho grandote y de linda mirada que le hizo una entrevista para Crisis. El había viajado a París, creo que fue a mediados del 73, y yo le encargué que le hiciera una entrevista. ¿Se acuerda? Milton había ido para que lo vieran unos médicos franceses que eran los más entendidos en la enfermedad que él tenía. Pero no había nada que hacer. Volvió a Buenos Aires y ya no pudo levantarse de la cama. Fue una agonía larga. Se hinchó. Fue perdiendo la poca fuerza que le quedaba y también fue perdiendo la voz. Antes de que le mal se le subiera a la garganta, Milton me habló unas cuantas veces del reportaje que le había hecho. Me lo contó entero. Recordaba todo, palabra por palabra. Me habló de usted como si hubiera sido su amigo de toda la vida. Me contó lo que usted le había dicho de sus amores con la música y la literatura. Me contó sus historias de piratas y dictadores, una por una, con detalles de costumbres y vicios chicos de hace dos o tres siglos. Hablaba de todo eso y se le encendían los ojos; y es con esa cara que lo tengo en la memoria.
Después de que se murió, Claudine, la compañera, revolvió sus papeles buscando los apuntes de la entrevista, y buscó y rebuscó pero no encontró nada. Esos papeles no aparecieron nunca.
Y decirle:
-Yo quería contarle estas cosas, compañero Alejo, y dejárselas, porque son suyas.

domingo, diciembre 09, 2007

Entre huellas y mates




Etiquetas:

miércoles, diciembre 05, 2007

Política verde: medidas políticas ineficaces y soluciones posibles.

:: Entrevista realizada en junio de este 2007 ::

El impacto ambiental de Rosario y la búsqueda del desarrollo sustentable

La historia del control de la contaminación ambiental de la ciudad es una historia reciente. Las mediciones de polución actuales no encuentran antiguos índices con los que compararse e indicar qué cambios ambientales se están produciendo es parte de un resultado impreciso. En un contexto donde numerosos científicos de todo el mundo afirman que los recursos del planeta se están extinguiendo, Rosario avanza en crecimiento junto a la ignorancia de un plan acorde sobre desarrollo sustentable. Sin embargo, a bordo de la ONG Taller Ecologista, el periodista Sergio Rinaldi lleva 22 años especializándose en la problemática ambiental local y, mientras anuncia que “todavía estamos a tiempo de no contraer mayores enfermedades ambientales”, analiza las situaciones más urgentes a resolver y comparte posibles soluciones para hacer de la ciudad un lugar mucho más saludable.
La labor del Taller Ecologista comenzó durante 1985 y le tocó convivir junto a la escasez y a la posterior evolución de las medidas políticas rosarinas pertinentes al cuidado del medio ambiente. La primera creación que tuvo el gobierno fue la Dirección de Política Ambiental durante la intendencia de Héctor Cavallero. Luego esa institución de poco peso comenzó a ganar fuerza dentro del gobierno de Hermes Binner y, finalmente, creció al rango de Subsecretaría de Medio Ambiente en el actual mandato de Miguel Lifschitz. Durante todo aquel proceso la acción del Taller Ecologista nunca se detuvo y hoy mantiene un diálogo permanente con el gobierno local desde el lugar que ocupa dentro de la Comisión Asesora de Ecología y Medio Ambiente del Honorable Concejo Municipal de Rosario.
Sergio Rinaldi señala que hay muchas medidas del gobierno que “son para aplaudir” que se deben a la muy buena “formación técnica” de algunos políticos. Pero a la vez, también destaca que el trabajo de varios gobernantes muchas veces resulta insuficiente, sobretodo cuando sólo se dedican a “poner o proponer parches” en vez de abordar medidas sustentables de largo plazo. Y menciona, por ejemplo, el caso del abogado Marcelo Terencio a cargo de la Secretaría de Medio Ambiente a nivel provincial, al que califica como “un patético secretario, surgido de las filas de Fundación Libertad que muy poco de medio ambiente entiende, y que por eso el medio ambiente en la provincia de Santa Fe está como está”.
Ante este panorama, de escasos estudios científicos profundos previos, sumado a la ejecución de acciones políticas ineficientes, para El Taller Ecologista son tres los problemas ambientales que la ciudad debe, y puede, resolver en forma urgente antes de que un daño mayor sea provocado.

Prioridad Uno: La problemática de la basura.

Rosario genera 800 toneladas de basura diaria clasificada como Residuos Sólidos Urbanos (RSU). “Los que generamos nosotros como habitantes, con nuestra bolsita cuando salimos de casa”, explica Rinaldi. La enorme cantidad de basura es depositada en la localidad vecina de Ricardone y enterrada en los denominados “rellenos sanitarios”. Sólo se recupera y se recicla un 2% del total arrojado allí. Además del gran gasto monetario que implica para la Municipalidad de Rosario hacer esta operación, la contaminación aumenta en Ricardone y se pierde la oportunidad de imitar a muchas ciudades del mundo que ya no entierran sus residuos sino que han aplicado “Programas de Basura Cero”, que no sólo no perjudican al medio ambiente sino que hasta generan una importante suma de dinero.
“Rosario siempre enterró y se le fueron agotando los agujeros en el suelo”, observa el ecologista. “Los últimos agujeros donde enterraba era los que estaban en la zona de Puente Gallego. En el año 2003 los vecinos de Puente Gallego se levantaron un día y dijeron no queremos más basura acá. Fueron a la justicia y le ganaron la pulseada a Rosario”, recuerda Rinaldi mientras señala aquel antecedente como un suceso próximo a repetirse mientras prosiga la política del enterramiento.
El Taller Ecologista, desde 1992, viene advirtiendo al gobierno local que es necesario aplicar programas de reciclado. “Hemos presentado un proyecto de Basura Cero en el Consejo, pero ese proyecto hoy duerme el sueño de los eternos”, cuenta el ecologista. “¿Qué es basura cero? Tener metas, de aquí en más, para no enterrar basura sino ir recuperando y reciclando, parece imposible pero es posible”, se entusiasma Rinaldi y menciona una larga lista de ciudades que ya utilizan esta metodología.

El caos del tránsito: Polución en aumento.

Para el Taller Ecologista otra de las causas que generan mayor polución ambiental, sobre todo auditiva, es la liberación del automóvil particular en el microcentro. “En las ciudades serias del mundo, al automóvil particular se lo saca del microcentro y se privilegia el tránsito del transporte público. Allí también se privilegian las bicisendas, las sendas peatonales y el transporte como los trolebuses”, detalla Rinaldi.
“Nosotros advertimos que esto iba a traer un caos. Hoy está demostrado que esa medida que se tomó a la luz de la crisis. Los comerciantes del centro hicieron presión para permitir que la gente de Rosario vuelva al centro”, informa el ecologista. “Han propuesto parches, que entren un día los de patente par, otro día los de patente impar. Ya todos esos remedios se provocaron en otras ciudades y no dieron resultado. Disminuyeron un poco la contaminación pero no dieron los resultados esperados” advierte.
“La directora de tránsito de esta ciudad no quiere ver la realidad. Ella dice que esto se produce por los autos en doble fila, los piquetes y los camiones cementeros que entran para alimentar con cemento a las muchas construcciones. Pueden ser que esas tres cosas colaboren, pero en realidad esas cosas colaboran a la gran macana que se mandaron en el 2002 cuando liberaron el automóvil en el microcentro”, insiste Rinaldi y ofrece como solución “volver a la vieja medida de cuando estaba restringido, acá no hay que poner parches” propone finalmente.

Planeamiento urbano y desarrollo sustentable.

Otra de las prioridades mencionadas por el Taller Ecologista fue manifestada en la reciente Audiencia Pública que organizó la Municipalidad a fin de crear un reordenamiento urbanístico del área central de la ciudad. Allí, la agrupación pidió “generar una reforma del Código Urbano considerando el aprovechamiento del suelo como un aspecto fundamental del planeamiento urbano, directamente vinculado al desarrollo sustentable, tanto en la adecuada distribución de viviendas, comercios e instalaciones industriales, como en la cantidad y calidad de espacio público y de áreas verdes urbanas”.
Para Rinaldi “no hay respeto en la locura desmesurada de la construcción” y, junto con la agrupación, solicita que “la Municipalidad no debería habilitar nuevas obras de construcción de edificios hasta completar y aprobar la normativa analiza”.
Según lo advertido en la documentación entregada en la Audiencia Pública “un municipio que aspira a ser sustentable no puede permitir que la especulación inmobiliaria y el auge de la construcción, sean quienes moldeen las formas de la ciudad y decidan qué calidad de vida van a tener sus habitantes, acrecentando los desequilibrios entre los ciudadanos”.

Puertas adentro

Un espacio para conjugar palabras y
solidaridad entre la comunidad literaria


Durante el año 2006 la carrera de Licenciatura en Comunicación Social de la U.N.R. propuso la consigna de generar un proyecto digital para aprobar Seminario de Integración y Producción, una asignatura de quinto año. Aquel desafío, que supo darle más de un dolor de cabeza a varios estudiantes, logró despertar la pasión de cuatro alumnas que no sólo se conformaron en conseguir la máxima calificación y terminar la materia, sino que también trabajaron mucho para otorgarle a la ciudad de Rosario un espacio que antes permanecía ausente. Poseedoras de personalidades bien diferentes pero unidas en un mismo objetivo solidario, Cintia Mizrahi, Lucía Casal, Ariela Girolami y María Noel Barukel, poco a poco consiguieron crear una red social y artística, un lugar de reunión virtual donde escritores y lectores se encontraban para difundir y compartir la palabra escrita. Aquel proyecto hoy se llama www.RosarioEscribe.com.ar y TEA Rosario se entrevistó con sus autoras para recorrer sus orígenes y los nuevos desafíos que se le aproximan a esta comunidad de crecimiento constante.
Cuando recibieron la consigna apenas tenían conocimientos sobre páginas webs o sobre cómo publicar contenidos en Internet. Y mientras Ariela no simpatizaba con aquellos medios, la única de las integrantes que participaba de un taller literario era Lucía. Sin embargo, a medida que recibían los conocimientos teóricos y prácticos necesarios, y también luego de muchos aprendizajes a prueba y error, comenzaron a vislumbrar un poco del potencial que juntas podían generar y optaron por crear un Weblog.
Este estilo de sitio web gratuito –hoy masivo en la red– permite no sólo mantener un diseño estable para los programadores sino también la posibilidad de ofrecer retroalimentación directa entre autores y visitantes, a través de la publicación de comentarios. Pero las estudiantes de Comunicación Social todavía soñaban con más; no sólo con la posibilidad de recibir comentarios de los visitantes sino también de permitir que los visitantes se apropien del sitio.
Por eso cuando arrancaron decidieron limitar la audiencia sólo para participantes de talleres literarios. Realizaban visitas en distintos talleres de la ciudad, mostraban el espacio generado y les ofrecían capacitaciones para publicar en el weblog. Pero muy pronto las jóvenes, que rondan los 23 y 25 años, comenzaron a recibir distintos mails en la casilla de correo del sitio (
rosarioescribe@yahoo.com.ar), donde personas que no pertenecían a los talleres literarios también les solicitaban la posibilidad de publicar textos propios. Así fue que decidieron abrir el espacio completamente.
Sin la limitación de audiencia, los textos para publicar provenían desde diferentes orígenes, incluso también desde países como España, México, Colombia y Cuba. Por lo tanto, para proseguir con la posibilidad de que los visitantes publiquen sus textos por si mismos, decidieron crear una página dentro del weblog con un tutorial que detalla los pasos necesarios para que los usuarios aprendan a subir los contenidos por su cuenta.
Cumplida aquella misión, las cuatro autoras planearon aumentar el vínculo de
www.RosarioEscribe.com.ar con la comunidad literaria local, y salieron del mundo virtual para cubrir diferentes eventos literarios o realizar entrevistas a escritores que visitaban la ciudad de Rosario. De esta forma, el weblog no sólo logró mayor audiencia sino que también se convirtió en una fuente de consulta para profundizar o enterarse de eventos culturales, como el pasado XV Festival Internacional de Poesía, entre otros.
El weblog genera adeptos también por una cuestión de carácter esencial: no practica la censura. Los textos publicados, mientras no ofendan a nadie y no sea nada fuera de lugar, quedan publicados. Las autoras creen que la libertad es fundamental en la literatura y que es muy difícil censurar. Y que si ocurriera que algún texto tiene un contenido totalmente inapropiado, primero lo charlarían entre ellas y luego buscarían contactarse con el autor para intentar aclarar, antes que eliminar, las palabras publicadas.
Ya próximas a recibirse, las jóvenes de Comunicación Social aseguran hoy tener más pilas puestas en el weblog que antes de rendir aquella materia de quinto año. Generando este espacio compartido no le cobran a nadie pero reciben muchísimas gratificaciones de gente que aprecia poder participar, dar a conocer sus ideas y formar parte de esta comunidad en crecimiento. Entonces ellas van por más todavía; y esperan seguir incorporando otros talleres literarios y también más visitantes. Aclaran que irán sumando de a poco, pero al mismo tiempo insisten en que la gente debe animarse más, y piden que no tengan miedo de lo que las demás personas puedan llegar a pensar sobre sus escritos.
Para el futuro continúan viendo la posibilidad de trabajar juntas; crear una consultora que tenga que ver con la comunicación institucional y relacionada a eventos. Y que el weblog siga, por supuesto. Que el espacio se comente de boca en boca –y de mails en mails–, y que los usuarios propongan cosas nuevas, que sientan a
www.RosarioEscribe.com.ar como un espacio propio.

domingo, diciembre 02, 2007

La tapa


sábado, diciembre 01, 2007

La experiencia Aristimuño

Ayer hasta me pareció que parte del público levitaba...
La Sala Lavarden se tiñó de fondo de mar, de cima de montaña, de brisa y de luna, y de azules turquesas.
Unas estrofas para Melina (y para que le guste un poquito todavía más):

de nubes hermosas, me dejé sin duda enamorar
y en cámara lenta, te ví salir desnuda sobre el mar

soy aire en tu mirar, soy parte sin fragmetar
fui cosas que no soy, en violeta, gris y azul

humo sobre el mar, flota en el lugar

respira la noche, y se va durmiendo en el café
son casi las tres, perdí mi sol edad

hay algo que se nos vá, en la magia de tu luz
fui cosas que no soy, en violeta, gris y azul

humo sobre el mar, flota en el lugar