sábado, septiembre 15, 2007

Un buen mate

Elementos necesarios

  • Agua.
  • Recipiente matístico en madera.
  • Yerba.
  • Calor.
  • Bombilla.
  • Fundamental: ganas de compartir.
  • Y por qué no... un termo rojo.

Procedimiento para la magia

El agua y el calor se ponen de acuerdo en contactarse. Una pava o una cacerola pueden funcionar de puente. El fuego rodea, toca, calienta, transforma. El agua libera vapor, el aire sabe a mojado.

Antes de que la temperatura llegue a su punto crucial (que es diferente de acuerdo al gusto de la dama y el caballero) aparece el elemento distintivo... básicamente, el por qué de este post: e l agua no va al termo rojo, no en primera instancia.
Antes... va a ir al porongo vacio (el recipiente matístico, vió); el agua ya en contacto con el fuego, ahora se encuentra con la madera que también fue transformada y ahí se queda un rato porque el mundo del mate está lleno de tacto.
Entonces, mientras una parte del agua sigue dejándose llevar por el calor, otra transforma la madera. Momentos después la temperatura subirá hasta el nivel deseado. El fuego se apagará (y el mundo vuelve a ocultar uno de sus poderes). El agua caliente irá hacia el termo, el agua del porongo se vacía (y recorre un misterioso camino sobre el que aquí no se cuenta).

Luego, a la madera caliente llega la yerba. Otra fusión. La yerba se enciende de a poco, será la antesala de lo que se viene.

Ahora el matero tapará con la palma de su mano la boca del porongo lleno de yerba. Lo dará vuelta hacia el suelo. Y otra vuelta más hacia el estado en que estaba... La piel hará contacto con la yerba, algo de yerba quedará en la mano. Otro momento cumbre: la mano no se sacude para liberar la yerba, hay que soplar en la palma, para llevar la yerba al aire para que otro de los poderes del mundo tome partida en este asunto. El viento se hará cargo de aquel destino.
Entonces será momento de poner un poco de agua, sólo en una partecita, en la boca del mate. Elija un extremo del porongo (elija con sabiduría) y no vuelque gran cantidad de agua.
Resta esperar un rato... dejar que los poderes hagan su trabajo, que la magia suceda.
Puede aprovechar el tiempo para pensar en un futuro agradable; en breve serán momentos de charla y Ud. no sabrá el camino que tomarán esas palabras. Así que mientras espera este nuevo contacto
entre el agua caliente, la yerba y la madera, disfrute de la espera y del silencio.

Que pase un minuto largo. Luego otro más. Pasión y paciencia.
Cuando crea que llegó el momento (despreocúpese... lo sabrá cuando llegue) ahí va la bombilla, que Ud. introduce en la región mojada de yerba. Y la pone algo inclinada, quieta. Y va un poco de agua caliente otra vez, también en esa región. Sólo un poco ¡que desaparecerá!, será absorbida por las profundidades...
Ya está; tomó tiempo, es verdad, pero valió la pena. Ahora vaya e invite a tomar un amargo. Será bienvenido. Serán tiempos de charla, de reunión, de sentirse acompañado.
El mate irá de mano en mano, de boca en boca.


En movimiento, los cuerpos se encenderán y seguirán celebrando la vida.

7 Comments:

At 2:36 p. m., Anonymous (ximena) said...

qué buen post...para imprimirlo y pegarlo en la puerta de la heladera... sobre todo para mi, que soy una bobigoma (?) haciendo mate. horribles.
bueno, igual, los vas a hacer vos, y vos cebas.

nene, hay sol afuera.
me voy al patio con las fotocopias.

que tengas hermoso finde, beso de berenice.
y bufandas capaz.

 
At 7:15 p. m., Blogger Dani said...

Los elementos se unen, y se potencian con un excelente despertar…y mientras el artesano combina artes y magia, el termo rojo se prepara a partir para seguir acompañando…verde, rio, aire frio en la cara durante el camino, se suman tambien para transformar la mañana en la mejor forma de empezar el dia de clases.
Besos

 
At 10:22 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hilar los pasos a través de la idea del "contacto", genial idea para pintar como pueden cebarse unos mates...

 
At 7:14 a. m., Anonymous Fátima said...

Qué bueno, siempre tuve ganas de saber cómo se hacía el mate. Es todo un ritual de pasión y casi hechicería. Muy apetecible, Ale, gracias!

 
At 10:33 p. m., Anonymous romi said...

lo mejor del mate es que invita a compartir: secretos, historias o simplemente el placer de estar juntos...
SAlú ale!

 
At 7:07 p. m., Blogger el ruso said...

Mate...compañero de charlas eternas con amigos...
compañero en momentos de soledad y reflexión...
Muchos nacimos con un MATE pegado en la mano (y una tortafrita debajo del brazo jajaja!!!)
Un abrazo.

 
At 9:38 a. m., Blogger Germán Rampo said...

genial post!! me gusta mucho tu blog, lo dejo en mi reader!!
Saludos
GERMAN

 

Publicar un comentario

<< Home