viernes, marzo 30, 2007

Tras las huellas del cóndor

La ciudad se dispara en miles de historias corales unidas por la venida de las aguas. Me prendo dentro de una de ellas y voy de viaje durante la madrugada de mañana. Todavía no sé hacia donde porque el país se llueve por todas las latitudes. Por las dudas, la carpa y la mochila ya casi fueron preparadas para cualquier terreno.
También llevo un nuevo Cuaderno de Viajes. El viejo se agotó entre palabras propias y ajenas, cálculos de gastos, tuti-frutis, dibujos, teléfonos, y las últimas hojas aniquiladas por un malbet abierto al amanecer.
Por ahora no voy a hacer nada con aquel viejo cuaderno. Pero al nuevo ya le tengo muchas ganas y sé que hay manos cordobezas que sabrán compartir allí esa sabia mezcla entre dibujo, imaginación y sentimiento.
La ciudad se dispara en miles de historias corales pero por ahora no sé cómo contar las otras donde también participo. Hasta la vuelta!

Palabras de mi futura profesora de français

Ale dice:
bueno... te cuento que estoy tomando té... y es es algo que casi nunca hago
Virshi dice:
Ja,ja,ja!
Ale dice:
pero me gusta ver el humo del té salir de la taza
Virshi dice:
Pero la lluvia pone rara a las personas
Virshi dice:
o no??
Ale dice:
acercar la cara a la taza, recibir el humo y el aroma del elixir
Ale dice:
tal vez sea la lluvia
Virshi dice:
ja,ja,ja!
Virshi dice:
Si, confio en eso!
Virshi dice:
La lluvia nos pone de una manera especial
Ale dice:
por ejemplo... nos pone resfríados
Virshi dice:
sera que es porque, generalmente, cuando llueve no queremos salir de casa... y cuando estamos en casa tenemos ganas de hacer cosas que siempre dejamos para despues
Virshi dice:
o de pensar en cosas que siempre evitamos pensar
Virshi dice:
o de arreglar asuntos que dejamos de lado
Virshi dice:
o de disfrutar las cosas que nunca disfrutamos!
Virshi dice:
no te parece?

jueves, marzo 29, 2007

Hoy: cosas que pasan

[ "mmmm, la carpa armada en el living está joya... pero el techo me parece que quedó muy pegado y tendría que estar más tirante... mmmm, si llueve capaz que nos mojamos..." ]

miércoles, marzo 28, 2007

Mucho chapoteo

Ojo porque me parece que llueve un montón!!

lunes, marzo 26, 2007

Coherencias

–¿Siente, ahora, la necesidad de ser coherente con usted mismo?

–De la incoherencia vamos a poder hablar recién al final de nuestras vidas. Todos pensamos o hicimos cosas que años después no las hubiéramos hecho o pensado. Pero no por ser incoherentes, sino porque uno va cambiando su forma de pensar. A veces se critica a los políticos con vehemencia por sus cambios de partidos y a mí eso me importa poco si en la gestión hay honestidad y trabajo. El ser humano, por suerte, no permanece en el mismo estado toda la vida. En las relaciones sentimentales pasa lo mismo: un día uno está enamorado de alguien y al otro uno se pregunta qué le vio a la persona que tiene a su lado. Hay que aceptar las incoherencias.

Gastón Pauls, entrevistado por Página12 [nota completa]

domingo, marzo 25, 2007

El elemento duda

El elemento duda ha sido utilizado en distintas escalas para generar confusión dentro de la sociedad o en cualquier ámbito donde existía una comunidad.
Pero aún así muchos ojos valientes y solidarios no lograron confundirse ni por un momento. Porque la evidencia es (y fue) perceptible con sólo respirar el paisaje, con sólo tratar de ejercer la libertad del cuerpo y del pensamiento.
Para todos ellos, y para los que se van sumando, ayer no fue un día cualquiera sino uno que reafirma que cosas que sucedieron ya no quedarán ocultas en terrenos sombríos o pantanosos.
Aún así todavía queda mucho por esclarecer, y el mundo gira y los problemas avanzan. El registro aumenta, y también el movimiento revolucionario.

[...La pena de muerte se incorporó al Código Penal a mediados del 76; pero en el país se mata, todos los días sin proceso ni sentencia. En su mayoría, son muertos sin cadáveres. La dictadura chilena no ha demorado en imitar el exitoso procedimiento. Un solo fusilado puede desencadenar un escándalo mundial: para miles de desaparecidos siempre queda el beneficio de la duda. Como en Guatemala, parientes y amigos realizan la peligrosa peregrinación inútil, de prisión en prisión, de cuartel en cuartel, mientras los cuerpos se pudren en los montes y en los basurales. Técnica de las desapariciones: no hay presos que reclamar ni mártires para velar. A los hombres se los traga la tierra y el gobierno se lava las manos: no hay crímenes que denunciar ni explicaciones para dar. Cada muerto se muere varias veces y al final sólo te queda, en el alma, una niebla de horror y de incertidumbre.] Eduardo Galeano Días y noches de amor y de guerra.

[... Es parte de la naturaleza humana tardar en hilar un razonamiento. También sé que puede llegar un día de rendir cuentas en que quisieras haber hilado el razonamiento más rápido.
...El concepto de que hay un desacuerdo sobre los hechos ha sido creado deliberadamente por un pequeño grupo de gente. Uno de sus memorándums internos fue revelado. Esto es lo que decía según la prensa. Su objetivo es: "Reclasificar el calentamiento global como teoría en vez de hecho". Uno de sus memorándums de hace 40 años: "La duda es nuestro producto ya que es la mejor manera de crear controversia entre el público".
...Yo he visto a científicos que fueron perseguidos, ridiculizados, privados de trabajos, de ingresos, simplemente porque los hechos que descubrieron los llevaron a una verdad incómoda que ellos insistieron en difundir.] Al Gore La verdad incómoda.

domingo, marzo 18, 2007

Luz compartida

Elementos nesarios:

  • 2 pedazos de cuarzo preferentemente blanco ( aunque el rosa también podría funcionar)
  • 1 porción abundante de oscuridad total.
Procedimiento para la magia.
Se consiguen 2 trozos de cuarzo (esas piedras blancas que abundan por casi todas las montañas del país). El tamaño de cada pedazo tiene que ser grande pero portátil para llevar en cada mano nomás, nada muy pesado.
Luego es momento de ir hacia un lugar de oscuridad total. Donde no se vea nada ni nadie. Y ahora sí: toman los dos cuarzos, uno en cada mano y los frotan entre sí.
Y aumentan la velocidad del contacto. Es importante no separarlos en ningún momento mientras se frotan.

Entonces las piedras hacen luz. Luz que no quema. Luz que supo viajar a través del tiempo impregnada en estas piedras y ahora ilumina tus ojos.
Luz compartida. Salú.

sábado, marzo 17, 2007

Deuda [quién le debe a quién]

Me preguntan por qué quiero contarte esta historia. No es así. No quiero contártela. Necesito hacerlo. Necesito que veas cada uno de los recovecos de esta trampa en la que estamos, trampa que ayudamos a construir y de la que somos víctimas en primera fila.
Nunca el mundo tuvo tanto dinero como hoy en día. Nunca, tampoco, la exclusión fue mayor a la de ahora: más de 3.000 millones de personas viven con menos de dos dólares por día. Y lo terrible de esta situación no son los números: la mitad del mundo se quedó sin futuro. ¿Por qué? ¿Quienes lo hicieron? ¿Hay buenos tan buenos y malos tan malos? Ójala fuera así de simple. Hay burócratas, y equivocados, y buenas intenciones que llenan el camino del infierno, y abulia, y corrupción y gélido desinterés. Necesito que veas las caras de todos ellos, de los chicos de Tucumán y de los gerentes de Washington D.C, de las señoras que toman en té en Davos y de los políticos que gastan el dinero ajeno en Uruguay.

Hay una chica en Tucumán, Bárbara Flores, que una noche lloró su hambre por la televisión. Fue durante mi programa, y simplemente no lo soporté. De aquella noche nació esta película y mis preguntas que todavía no terminan.

Jorge Lanata

Chilecito

Miércoles 7 de marzo. Previa parada en Nonogasta (la foto obligatoria), llegamos de noche a la segunda ciudad de La Rioja. Y es gente, mucha gente. Aparte de Rodeo, este es el único lugar donde no hacemos carpa, en este caso porque el camping queda lejos y estará deshabitado.
Luego del matiz popular a cierta altura de la noche ya no hay nadie en las calles. Comenzaron las clases, mañana hay que trabajar, los turistas escasean. Sin embargo un bar permanece abierto 24hs. Allí nos contamos las historias de la cuarta noche, camping de San Agustín [y cómo ya se contó allí, no se cuenta en el blog :-)]. Suponemos que hay fotos, habrá que revelar y ver...
Es en ese momento que me doy cuenta que no estoy escribiendo nada, y que no voy a escribir nada durante el viaje.

A la mañana siguiente la ciudad amanece llena de pasacalles por el Día de la Mujer. Mensajes por celular y como llevo gorra voy por la calle incursionando un saludo como los de antes (aquel donde los galanes levantaban el sombrero macanudo).
Después de Huaco, donde la ruta 40 se toma un respiro y todo es ripio, la Señora de las Montañas no había enfrentado otro desafío digno de su talento. Hasta que llegó el camino ascendente por la construcción del cablecarril de la mina La Mejicana.
Primero es un río y lo cruzamos tambaleando. Pero el camino es hacia arriba y nos encontramos con lo que sigue recién cuando estamos allí. Avanzamos unos metros más y el terreno nuevamente se transforma en agua. Pero el río de este lado se presenta más ancho y más furioso. Hacia adelante ya no podemos seguir, marcha atrás puede volverse incontrolable y tampoco podemos girar el auto: el "sendero" está limitado por grandes cantidades de rocas (sobre rocas, sobre rocas, sobre rocas...). Atrapados por el paisaje bajamos del auto, momento de mate y torta de limón, el último alimento que nos queda provisto por una muchacha de Rosario.
Este circuito se hace sólo con camionetas 4x4 atadas entre sí, cuando alguna trate de derrumbrase las otras la sostienen y prosiguen. Con el utilitario y en soledad la cosa se complica. Luego de simular varias muertes, comenzamos el camino de regreso, o sea mover y mover piedras. Ganar 10 cm, 1 metro y mover un cachito el auto. Luego es repetir todo otra vez, mover y mover piedras, girar un poco más. Después de mucho tiempo hicimos un nuevo camino por el que cada metro ganado en el medio del río se trasnformó en triunfo de la memoria.

¿Cúando se acaba el viaje?

Si, sobretodo, las ganas de recorrer rascan y pican nuevamente.
[]
Talampaya a pie y en bici. Ramón guía y responde. "Qué lindo es viajar" pienso permanentemente mientras trato de retener un lugar tan diferente. Si Valle de la Luna hay que recorrerlo de noche, el mejor horario para adentrarse en Talampaya es el atardecer, cuando el sol invita a sombras y historias lejanas, muy lejanas.
Seguimos el rastro del cóndor pero esta vez no vemos ninguno (lo que no significa que ellos no nos vean a nosotros).
La excursión de 2:30hs se extiende hasta casi la noche y prosigue en un bar de Pagancillo. La curiosidad ahora es compartida, porque el guía invita a más cervezas y somos nosotros quienes compartimos historias. El bar El Diego, parada inesperada donde se cuenta sobre lo justo, lo injusto y lo que permanece.
En silencio, me dedico a unir historias. Las de la noche del eclipse, las de otros viajes, las de Rosario, las de ahora con las de antes.

martes, marzo 13, 2007

Ruta a Huaco, viento Zonda, canción nro. 404

Ídolo de los quemados

Soy mezcla de baguala, Internet y tango viejo
No hay nada más hermoso
que el lunfardo de Rivero
Cuando voy con Don Sixto
por calles del buen aire
jamás nos detenemos a mirar el afichaje
Es parte del folklore
Es parte del derroche.

Soy mezcla de baguala, Internet y tango viejo
No hay nada más hermoso
que el lunfardo de Rivero
Sueño ir por Buenos Aires
y con Sabat tomar un café
para volar un ratito con las alas de Gardel
Un sueño del 2001
y del 3000 también.

Cuando partí, mi viejo me aconsejó que no viviera
en San Miguel, Moreno, Ituzaingó o en Haedo
"Andá directamente donde están los presidentes"
Por eso, en Moreno 411 y Defensa,
en una pensión mugrienta,
se alojó este cabeza.

Cuando no hay opción, el pueblo sufre y se la banca
Y aunque es medio quedado nunca irá para la Plaza
La Plaza es de los años y de las madres santas
que buscan a sus hijos y los seguirán buscando
Es parte de la historia
Es parte de la sangre.

Le doy una limosna a Martín Fierro y al Quijote
que están cansados de luchar pidiendo en Plaza Once
No me trates como un Dios,
soy sólo un bolso que hace shows
Extraño a mi vieja en el síndrome del batón
Soy un muñeco roto
junto a la Biblia y el calefón.

Hay un viejo podrido que quemó el jardín florido
y tiene un hijo imbécil con la cara de asesino
Sabemos que este pueblo aún vive de promesas
Las minas argentinas fueron más después de Eva
De que las hay, las hay
Nunca tendrás tu calle, Alsogaray.

Comprame, soy barato,
canto gratis por los barrios
Como no entro en tu target
no me pases por tu radio
Yo digo cárcel y castigo a corruptos y asesinos
Si la ley no alcanza, sos persona que no es grata
Me hice ateo, nomás,
Videla usó mi Dios para matar.

Vos que le echas la culpa
a bolivianos y peruanos,
a los que cortan rutas
o están sus tierras reclamando,
no seas tan tarado, el que te jode está a tu lado
Los diarios le dan tapa y la tele un buen horario,
se sienta a cualquier mesa
a negociar la sangre nueva.

Soy un guerrero más
de este rock que está quebrado
Estoy para el mangazo
Soy el ídolo de los quemados
No sé muy bien adonde voy,
misterios tiene la canción
Me gusta la tranquilidad de un cementerio viejo
Temele a los vivos
Nunca te harán daño los muertos.


Letra: León Gieco / Música: Luis Gurevich

El camino sigue y sigue

Desde Rodeo a Parque Nacional Talampaya, a La Rioja. Parece que vamos rápido, pero no sabemos. ¿Cuánto hay que quedarse, cuando hay que partir? Nos vamos con el deseo de volver y lo suponemos importante que así sea. Luego el viaje se hace solo. Como parar en Jáchal para tomar un porrón (cerveza, en argentina) donde no había nadie. Hora de siesta, plaza principal.
Y las plazas son así: Iglesia, Comisaría, Secretaría (o choza) de Turismo, Heladería y Bares (dos o tres). Pero la gente no se repite y todo cambia. La gente es única, y algunos resisten, como los que luchan en Famatina.
Blog de palabras desordenadas, donde vuelve sus pasos hacia una muchacha que se toma el tiempo y dibuja. Dibuja, por ejemplo, rosas sin espinas. Y cuenta que a las espinas las ve, que se pinchó y se cortó con varias, pero que de los dibujos ellas las saca, y que no sabe por qué lo hace.
Durante la última noche miro sus dibujos y sé por qué lo hace.

Oleo de agua

Llegar y que no haya gente en los campings era una constante hasta la cuarta noche del viaje. Pero antes las aventuras sucedían y poblaban los ojos y la memoria ¿y también los sueños?
"Tierra sin vida" es la traducción de Ischigualasto. Que de paso también se llama Valle de la Luna, justamente por la superficie del lugar, muy similar a la de afuera, esa que provoca luz, poetas y mujeres audaces.
Pero antes de llegar, pasamos por el Dique Cuesta del Viento. Tierra traicionera que camufla un hambriento pantano. Pero después el miedo se convierte en risa y el paisaje es fascinante. Por supuesto, las cosas importantes, como el Fernet Branca sobrevivieron a la caída.
El agua hace de espejo y de... ¿
Fader ? ¿No serán algunos cuadros fotos del reflejo de estas aguas? Si la noche despejada del observatorio no era suficiente, el reflejo de aquel paisaje soleado andaba ganas de insistir con el mensaje.

Fiesta en la ruta

Volver es extraño. ¿Pero pasó o no pasó mucho tiempo? Una semana no se mide en una semana sino en lo que ocurrió dentro. Durante todo el viaje no toqué una birome, ni siquiera para hacer cuentas.
[]
Y al día siguiente llegamos a Barreal (lindo lugar) Y sí, las luces de la montaña eran nieve nomás. Así que por la tarde a nadar por agua de deshielo. Y un termo que rota, rebota y explota. Tiempo largo dedicado a limpiar roca sobre roca sobre vidrio roto. Qué proteger sea gratis y en libertad entonces, porque, serlo, puede.
Pero... y el resto de las palabras sobre PN Leoncito? No se van de varias charlas, pero dentro del blog es otra cosa.
La segunda noche participamos dentro de la caravana que festejaba la presencia de la Virreina Nacional del Sol. Una nena de las lindas, para el jurado y para los dos roñosos rosarinos, saludaba a su pueblo que la recibía cortando el tránsito de la ruta. Entonces Rodeo (San Juan al norte) era un pequeño lugar sitiado por la fiesta. De nuevo de casualidad o de suerte andábamos por ahí saludando la buena nueva. Por supuesto nos quedamos.

Un viaje hacia el Oeste

Caminar por Valle de la Luna iluminado sólo por la luna llena. Es un lugar por donde se vuelve a estar, aún, como ahora, estando ya en Rosario.
La ruta solitaria de la entrada a Talampaya y a La Rioja. El Nono y el camino hacia el oeste.
Mate, música, picada y ruedas nuevas Firestone.
Más allá el sábado pasado, inicial. Primer impacto: Parque Nacional Sierra de las Quijadas (San Luis). Y nos fuimos a caminar por ahí... sin pagar. Porque está bien proteger pero está mal prohibir. Y de ser perseguidos por guardaparques y empresarios del turismo pasamos a tener "algo de razón" y nos invitaron a un asado a la noche. Pero no fuimos.
Porque la ruta del eclipse nos recibió trepando las montañas de Calingasta (San Juan) para llegar al Parque Nacional Leoncito donde habita un observatorio astronómico muy, muy grande. Esa noche, de casualidad, justo cuando ya íbamos hacia el observatorio nos contaron del eclipse. ¿Suerte? Yo ya no sé... pero me gusta pensar que no, que hay más factores en movimiento.
Carpa, río. Frío. Nocturnas luces blancas en la montaña. ¿Será nieve?
Pero la montaña-ruta estaba siendo dinamitada para ensanchar el camino y mejorar las curvas. Paso cerrado de 22 a 6hs. Frenamos, a charlar nomás, escuchar, compartir... los No comienzan a transformarse en Sí.
Porque el tipo había laburado 22hs seguidas y estaba podrido. De eso, del gobierno que en vez de construir emparcha. Que los tiempos no dan, que el maltrato por un apuro no planificado, que sí, que en todos lados igual, que bueno, que sí que si querés pasa y mandate.
-Pero están dinamitando ahora? (mi pregunta de las 2 am).
-Sí. Pero te van a ver, ven las luces del auto. Hablales, deciles que venís viajando. Contales, limpian un poco y podés pasar si te dejan.
-Che... y si no nos ven? Es peligroso?
-Mira el otro día se derrumbó en otra lado y volcaron una camioneta y un camión pero, que se yo, no creo que sea peligroso.
Y los Tuky marchan mientras suenan Callejeros o Los Piojos.