domingo, febrero 25, 2007

No como estrellas conductoras

No suelo escribir post tan grandes, pero sospecho que este lo vale.
.
[
Marzo de 1941. Carta de Tolkien a su hijo Michael.
.
La mujer es otro ser humano caído con el alma en peligro. ()
Lo que se considera el más alto ideal de amor entre el hombre y la mujer () considero que tiene sus riesgos. No es del todo verdadero y tampoco es del todo "teocéntrico". Evita, o cuando menos en el pasado ha evitado, que el hombre joven vea a esas mujeres tal como son: como compañeras de naufragio, no como estrellas conductoras. (Uno de los resultados es que el hombre joven se vuelve cínico con la observación de la realidad.) Olvida los deseos, las necesidades y las tentaciones que ellas tienen. Inculca una exagerada noción del "verdadero amor", como fuego venido desde fuera, una exaltación permanente, sin relación con la edad, la parición de hijos y la vida cotidiana. (Una de las consecuencias de esto es que los jóvenes busquen un "amor" que los mantenga siempre abrigados y confortables en un mundo frío, sin esfuerzo alguno de su parte; y el romántico empedernido se empeña en seguir buscando aún en la lobreguez del tribunal de pleitos matrimoniales).
Las mujeres, a decir verdad, no tienen mucha parte en esto, aunque suelen utilizar el lenguaje del amor romántico, pues está muy entrelazado con todos nuestros usos idiomáticos. El impulso sexual vuelve a las mujeres (naturalmente, cuanto menos corrompidas, más generosas) comprensivas o deseosas de serlo (o aparentarlo), y dispuestas a participar en la medida de lo posible de todos los intereses del hombre joven por el que se sienten atraídas, desde todos los vínculos hasta la religión.
No hay necesariamente intento de engaño: sólo se trata de mero instinto, el oficioso instinto de la compañera, generosamente estimulado por el deseo y la sangre joven. Llevadas por este impulso, de hecho a menudo pueden llegar a obtener una notable penetración, aún de cosas que por lo demás les son ajenas: pues es don que les pertenece ser receptivas, estimuladas, fertilizadas (no sólo en el sentido físico) por el hombre. Todos los maestros lo saben. Qué rápido puede aprender una mujer inteligente, captar sus ideas, ver su punto de vista... y cómo (con raras excepciones) no pueden ir más allá cuando son dejadas de su mano o no tienen ya interés personal en él. Pero éste es su camino natural al amor.
La mujer joven, antes de saber donde se encuentra (y mientras el romántico hombre joven, cuando existe, todavía suspira), puede de hecho "enamorarse". Lo que para ella, una mujer joven natural, significa que quiere ser la madre de los hijos del hombre joven, aunque ese deseo de ningún modo le resulta claro o explícito. Y entonces muchas cosas ocurren; y pueden ser muy dolorosas y dañinas, si no va bien. En particular si el hombre joven sólo quería una estrella conductora y una divinidad temporaria (hasta que unce su carro a otra más brillante) y estaba meramente disfrutando del halago de la simpatía sazonada con el estremecimiento del sexo: todo muy inocente, por supuesto, y a mundos de distancia de la "seducción". ()
Una mujer joven, aún "económicamente independiente" como dicen ahora (lo cual realmente significa subordinación económica a un empleador masculino en lugar de subordinación a un padre o a una familia), empieza a pensar en el ajuar y a soñar con el hogar casi inmediatamente. Si se enamora realmente, el naufragio puede irse a pique. De cualquier modo, las mujeres son en general mucho menos románticas y más prácticas. No te engañes por el hecho de que sean verbalmente más "sentimentales", más predispuestas a prodigar "queridos", y todo eso. No necesitan una estrella conductora. Suelen idealizar a un joven corriente convirtiéndolo en héroe; pero no les hace falta en verdad semejante hechizo para enamorarse o seguir enamoradas. Si tienen alguna ilusión es que pueden "reformar" a los hombres. Pueden ir al encuentro de un canalla con los ojos abiertos, y aún cuando la ilusión de reformarlo fracasa, lo siguen amando.
]

sábado, febrero 24, 2007

Se viene, se viene...

Jornada de estudio, semana laboriosa, varios imprevistos, :-), cenas con fotos, examen del viernes 2 y luego... los caballeros de la gran ciudad marchan hacia el Oeste. Como ya es costumbre, planificación subcero y ponele aventura caramba!

jueves, febrero 22, 2007

En la mochila

Aparte, lo bueno de los blogs es eso. Uno va caminando, con su vidita a cuestas, y de repente comienza a percibir el viento. Y es como sentarse un rato, sacar el mate, el termo, la yerba con palito, abrir la mochila y mirar el horizonte, el que permanece hacia atrás.
Febrero 2006, al alcance de los ojos otra vez.

miércoles, febrero 21, 2007

El resto es fácil

Mas allá del resultado posible, el asunto de no ir al trabajo para rendir un examen final [+] estudiar desde las 9 am mirando el agua del río (desde el verde césped o desde un bar, por ej: el bar de los Silos David), es una de las mejores ideas que se me han ocurrido hasta el momento.


Las palabras se incorporan mediante barcos que pasan.
El resto es fácil.

lunes, febrero 19, 2007

Antídoto

A veces me olvidó los para qué.
Otras veces, como ahora, me los recuerdo. Entonces todo es más fácil.

Canción con partida

No escojas solo una parte,
tómame como me doy,
entero y tal como soy,
no vayas a equivocarte.

Soy sinceramente tuyo,
pero no quiero, mi amor,
ir de visita por tu vida,
vestido para la ocasión.
Preferiría con el tiempo
reconocerme sin rubor.

Cuéntale a tu Corazón
que existe siempre una razón
escondida en cada gesto.
Del derecho y del revés,
uno sólo es lo que es
y anda siempre con lo puesto.
Nunca es triste la verdad,
lo que no tiene es remedio.

Y no es prudente ir camuflado
eternamente por ahí
ni por estar junto a ti
ni para ir a ningún lado.
No me pidas que no piense
en voz alta por mi bien,
ni que me suba a un taburete
si quieres... probaré a crecer.
Es insufrible ver que lloras
y yo no tengo nada que hacer.

Cuéntale a tu Corazón
que existe siempre una razón
escondida en cada gesto.
Del derecho y del revés,
uno solo es lo que es
y anda siempre con lo puesto.
Nunca es triste la verdad,
lo que no tiene es remedio.

J.M.Serrat

domingo, febrero 18, 2007

Hoy: hacia Asia

Quidam

fragmentos del librito del DVD

[ Se pronuncia queidam. La palabra viene del latín y significa anónimo, y el show marca un momento importante de la historia de Cirque Du Soleil.
A diferencia de los shows pasados donde transportaban a los espectadores a un maravilloso mundo imaginario con personajes más grandes que la vida misma, Quidam es un examen de nuestro propio mundo, habitado por personas con preocupaciones normales de la vida diaria.
El show se deriva de una creciente soledad y antipatía en un mundo que, irónicamente, esta divisando cada vez más maneras de mantener en contacto con la gente. Quidam se refiere a un redescubrimiento, se refiere a dar nuevo significado a lo mundano. Es una celebración de la individualidad y de la belleza que todos llevamos dentro.
Otra diferencia es que Quidam es un show con guión que sigue a los principales papeles y que realza la emotividad que existe entre las relaciones de la tropa. Los integrantes tratan de llenar lo vacío de su existencia, al mismo tiempo son mágicos porque repetidamente sus acciones se subliman de lo banal, transformando lo ordinario en extraordinario.
Repetidamente el espectador es capaz de ver su propio mundo con más intensidad; el sombrero de Quidam es el símbolo del cambio, cuando alguien es capaz de ponerse el sombrero de otro y cambiar la perspectiva de uno en la de otro - y al final entender y aceptar la perspectiva de otra persona. ]

sábado, febrero 17, 2007

Cosas que pasan al despertar

A veces algunas lecturas me provocan una personalidad, razgos temporales. Justamente la parte inicial de este resultado ocurrió leyendo. Fue un cómic argentino que se llamaba Pepe Sanchez (historias de un detective por accidente, amigo de los mates amargos e hincha de Chacarita). En un episodio Pepe conoce a un tal Morgan (creo que así se llamaba) que hablaba según la jerga de los libros que leía. Entonces había días que el tipo parecía filósofo, otros poeta, otros estafador, pirata, anciano, aventurero, mago de oz.
Ya contagiado por Morgan me dí cuenta que por momentos un poco se me quedaban las palabras publicadas.
Fue y Será, era el libro de Ray Bradbury que disparó más de lo mismo. Allí el escritor norteamericano relataba que él escribe apenas se despierta. Que salta de la cama hacia la máquina de escribir (no usa PC). Que si no escribe bien temprano, inmediatamente, las historias de los sueños se les escapan.
Luego de las palabras de Bradbury, por supuesto por contagio, empecé a soñar distinto. Sin embargo la temporalidad no sucedió como siempre, el cambio se hizo constante.
Por estas cosas de la actualidad, me voy bien temprano a trabajar y no logro el tiempo para transcribir lo que ocurrió cuando los ojos se cerraron. Pero a la prisa de la mañana prometí darle pelea. Y ya es hace bastante que mi despertador suena más temprano y, aunque casi nunca escribo de forma inmediata, por lo menos me tomo unos cuantos minutos para contemplar (e intentar retener) que historias sucedieron a lo largo de la noche.
Por supuesto, toda esta cuestión es válida de lunes a viernes. Los sábados no trabajo, los sábados es distinto.

Hoy: matématicas del despertar

Un poco de agua
+
Un poco de sal
+
Uno de los poderes más misteriosos del mundo
_________________________________
`
Las olas del mar

jueves, febrero 15, 2007

El Parque de las Velas Azules

Así tal vez se llame el lugar del que les voy a contar algún día.
Las páginas del cuaderno se acaban (pero no se apagan). Este es, sobretodo, un blog de inventos que buscan su lugar de ser.
Las palabras navegan entre imágenes de lo que fue o será. Una mujer enredada en el viento recupera su pasión que creyó olvidada o desgastada. Alzo la cabeza y la veo respirar.
No tan lejos, un caballo avisa que se aproxima... imparable.
El Parque de las Velas Azules está lleno de rojos colores. O de verdes, si es de día. O de lluvia y relámpagos, si se trata de una muy buena noche.
Como serpientes, los ninjas bajan del techo usando sombras como ramas. Dan pelea a los hombres grises y avisan.
Tambores y trompetas abren paso a la orquesta del tacto. Es hora de moverse. La gravedad rendida al placer y dar de nuevo.
Muevan! Muevan! Hasta morir una vez más! [ pequeña muerte, la llaman...]
Y luego, otras veces luego, la madrugada de los violines recupera la calma. El abrazado pausado, la dama y el viento que aprenden a descansar.
Si alguien pudiera ver... ¿pueden ver a las palabras contar?
Es girar, dentro de un mundo que gira. Es la música de las estrellas, canciones que el universo por fin comparte con sus fieles y terrenales observadores.
La mente, tan rebuscada, entra en confianza con el deseo. El Parque de las Velas Azules propone sombreros macanudos y viajes larga duración.
Otra mujer, une su cabeza con su talón y luego levanta la mano. Quienes vengan del circo o de la imaginación serán bienvenidos.

Acercar a las partes

Pag. 120 Matemáticas... ¿Estás ahí?

[ Hasta aquí, las reflexiones de Oscar. Ahora agrego yo: muchas veces, como matemáticos, recibimos la pregunta: "¿para qué sirve lo que usted hace? ¿Cómo se usa? ¿Gana plata con eso?".
Cuando se trata de matemáticos que dedican su vida a la producción de ciencia con aplicaciones más evidentes o más directas, las respuestas, como las de Bruno, suelen ser más claras o más contundentes. En cambio, cuando esas respuestas provienen de científicos que dedican su vida a la investigación básica o a la vida académica, no suelen convencer al interlocutor. El ciudadano común se siente apabullado y calla, pero no está seguro de que le hayan contestado lo que preguntó. No entiende.
Uno de los propósitos de este libro es acercar a las partes. Mostrar la belleza que contiene pensar un problema cuya respuesta uno ignora. Sobre todo eso: pensar, imaginar caminos, disfrutar de la duda. Y en todo caso, aprender a coexistir con el desconocimiento, pero siempre con la idea de derrotarlo, de descubrir el velo que esconde la verdad. ]


Doctor en matemáticas y periodista, Adrián Paenza.
(+)
...Y cómo el 02/03 rindo matemáticas, bue, capaz que todo cierra (de alguna misteriosa y extraña causalidad...)

miércoles, febrero 14, 2007

Siamo fuori...

Fecha de exámenes

21/02 periodismo
22/02 periodismo
27/02 periodismo
02/03 li. logística
Fecha de vacaciones
03/03 / basta de todo!

Ruta 0

Desde: Rosario (pcia. de Santa Fe)
Hasta: Puerto Madryn (pcia. de Chubut)

Opción 1: 1357 km.

martes, febrero 06, 2007

Redescubriendo un sol

Hoy desayuné recordando alguaciles. Resulta, según cuentas las abuelas y las nietas, estos bichitos voladores tienen la asombrosa facultad de preceder tormentas, o sea: aparecen y, minutos (o unos cuantos días después), llueve.
Durante esta mañana yo los miraba dentro del pensamiento y pensaba en el tiempo que necesitan algunas cosas para ocurrir. En el tiempo y en los elementos que se van sumando para permitir que la naturaleza provea.
Sin embargo, y aún mediante alguaciles a mano, algunos resultados son inciertos todavía. No tengo problemas con eso... al contrario.
Porque mientras tanto, como sucedió ayer, voy rememorando y disfrutando de los principios.