martes, enero 30, 2007

El mes más atípico del mundo

Cosas que pasan. Hoy, en el trabajo:

-Ale, te llaman de la Fuerza Aérea.
-Okey.

continuará...

sábado, enero 27, 2007

Pensando en el Aconcagua otra vez

La filosofía de montaña de los Pizarro no admite cuerdas fijas, sino que es una escalada más radical: "Lo esencial es el hombre con sus técnicas, sin ningún tipo de asistencia externa, y alcanzar una comunión con la montaña, que tiene el derecho de decidir sobre nuestras vidas", defienden ambos. Sin embargo, algo pasó en la temible pared Sur del Aconcagua...
-En el primer tramo nos topamos con una cuerda fija que había dejado otra expedición y la usamos -confiesa Gustavo-. Fueron 200 metros que no nos dejaron dormir esa noche por la sensación de haber hecho trampa, algo prohibido. Por eso, al otro día, en la ruta que abrimos, le dimos la oportunidad a la montaña de que se desquitara...
-Frente a una pared de 600 metros y de entre 70 y 90 grados de inclinación, decidimos subir en libre, ¡sin cuerda!
-sigue Daniel-. A mi izquierda veía toda la pared Sur y los rayos del sol en el Océano Pacífico. A la derecha, a Gustavo. Nos reíamos. Teníamos conciencia de que eso nos iba a cambiar la vida...
Cuando a Daniel le quedaban ocho metros, Gustavo ya había salido de la pared y, desde arriba, le empezó a tirar bolitas de nieve. "¡Te morís!", le gritaba mientras disfrutaba de haber saldado la deuda con la montaña. Así eran los Pizarro.
-Ese día no hicimos cumbre. Es que es difícil sentirse corpóreo cuando has escalado los 90º más soñados del planeta. Era suficiente. La montaña y nosotros habíamos compartido un secreto -confiesa Daniel-. Nos llevó cuatro días y medio y abrimos dos variantes, a la entrada y a la salida, que bautizamos Hermano Menor y Hermano Mayor. Esa fue la pared sur, un antes y un después.


Revista Tiempo de aventura - Nro 76 - Julio 2005

Los habitantes del cuadrito

[ Como Clark Kent, Peter será periodista. Aunque en el caso de Peter, reportero gráfico. También se enamorará sin esperanzas de una beldad a la que deberá ocultarle los episodios más importantes de su vida. Es una de las injusticias que ningún habitante del cuadrito puede remediar: mientras los hombres reales pasan la vida intentando fungir como superhéroes delante de las chicas más bellas para conquistarlas, aquellos personajes que realmente llegan a serlo deben ocultar sus hazañas. ]

Nueva Biblioteca Clarin de la Historieta.

domingo, enero 21, 2007

Planificando

Vista al puente. Mediodía. Bici azul, termo rojo. Mate. Cuaderno, birome, árbol. Mochila, verde césped y la cuestión:

[ ¿Año 2007, que va a pasar contigo? ]

Luego de la pregunta, todos los elementos comienzan a parlamentar buscando respuestas. Alguna que otra sugerencia me aceptan.

Hoy: misión "copate con la causa"

[ Traé caracolitos a la ciudad ]

por supuesto, Lista 26

viernes, enero 19, 2007

Sobre el film [ Click ]

Sí, parece que esta vez cabeza de huevo la pifió. El diseño es muy malo, y pinta que se viene una mala y tonta comedia del país del norte. Pero, es Adam Sandler ¿no?Y la peli es buena, realmente buena.

Y más o menos comedia.

Pero es buena.

Eso nomás, mientras tanto hay que recordar que hay tiempo para otras cosas.


martes, enero 16, 2007

Responsabilidad & Blog, a lo Bertolt

También el individuo tiene su historia

Se sabe el provecho que extraen las naciones de su historia escrita. El mismo provecho puede extraer el individuo que registra su propia historia. Me-ti dijo: Que cada uno sea su propio historiógrafo; de esa manera vivirá con más esmero y más responsabilidad.


Bertolt Brecht
[Me-ti. El libro de las mutaciones]

domingo, enero 14, 2007

Mientras el domingo duerme

El desafío

Los pájaros más grandes del mundo vuelan en el suelo, no en el cielo.
Fueron dibujados por los antiguos pobladores de la región de Nazca, que supieron cavar esas lindísimas figuras en el desierto feísimo.
Vistos desde abajo, los trazos no dicen nada: no son más que largos canales de piedra y polvo que se pierden en el páramo de polvo y piedra.
Vistos desde arriba, desde un avión, esas arrugas del desierto forman gigantescos pájaros de alas desplegadas.
Los dibujos tienen dos mil o dos mil quinientos años de edad. Aviones, que se sepa, no había. ¿Para quién, para quiénes, fueron hechos? ¿Para los ojos de quién, de quiénes? Los expertos no se ponen de acuerdo.
Digo yo, me pregunto: esas líneas perfectas, que resplandecen en la sequedad, ¿no habrán nacido para que el cielo las viera?
El cielo nos ofrece sus espléndidos diseños, trazados con estrellas o nubes, lo que es de agradecer; pero la tierra también puede. Quizás eso quisieron decir aquellas gentes que convirtieron el desierto en obra maestra: que también la tierra puede dibujar como el cielo dibuja, y pude volar, sin despegarse del suelo, en las alas de los pájaros que crea.



Eduardo Galeano. [ Bocas del Tiempo ]

sábado, enero 13, 2007

Hay equipo

[relato escrito durante
un martes o un miércoles de esta semana]


La botella vuela. Se eleva con precisión, recorre el azul del cielo, el marrón del Río Uruguay y, mientras amaga a hacer contacto con la arena, el más cercano de nosotros salta, esquiva las piedras y deja su integridad física capaz, para que el vuelo continúe. La Banda del Asado con Carpa llegó al Parque Nacional El Palmar y el juego nace fácil.
Es el viaje retro (escuchamos Vilma Palma en el camino). Tenemos la misma edad y nos conocemos hace tiempo. La botella es de plástico, tiene apenas agua y nuestras acrobacias nos regresan.
Son dos chicas en bikini, el hombre bayaspirineta y yo (nocturno protector del ataque "mapache"). Llegamos, mediante la maravillosa Señora de las Montañas y Reina del Asfalto, a las 1:30 am del sábado y partimos el domingo. En el durante combatimos el acecho de un lobo feroz (que con un poco más de luz resultó ser un perro dormilón) y el ataque de los monos asesinos (que con las horas sufrieron la mutación monos-mapaches-vizcachas). También fuimos la banda del "remén! remén!" y los que acompañaron aún en la mala, cuando el teléfono avisa que en otro lado todo sale mal. Porque así pasó, viajar no es irse o alejarse, es acompañar distinto.
Aquel viaje todavía está lleno de juego, debates sobre el mundo, mates armados casi con arte, la historia del colectivo que se va (y lo que esa historia oculta), el fernet que permanece, la picada por siempre, la cena de mosquitos, nuestra exclusiva mesa oriental inflable rodeada de estrellas brillantes, y entre otras muchas aventuras, un stéreo que insistía por Andrés Calamaro y... Los Palmeras (música acorde a la temática del parque, claro).
Todavía tengo la mochila medio armada, son esas cosas... Volver a veces es medio marciano. Pero acumular estos recuerdos constituye las mejores riquezas.
Así es que, querido 2007 tan pequeño y tan lleno de problemas, Usted queda advertido, daremos pelea. La Banda del Asado con Carpa avisa que hay equipo.

Feliz año nuevo entonces!

Palabras más [al piano]

Etiquetas:

Razones

A por qué Todo sucede en Elizabethtown
  • La tiene a la novia del hombre araña.
  • Habla de que hay que reinventarse.
  • Muestra como hacer un viajecito en auto.
  • Propone a la muerte no como dolorosa solamente, sino que también se permite incorporarla con humor.
  • Habla de la importancia de las buenas canciones y su compañía.



martes, enero 02, 2007

Entonces fracasaste

―Entonces fracasaste.

―No, no entiendes

―Fracasaste enormemente. Fracasaste, fracasaste, fracasaste... Fracasaste, fracasaste, fracasaste... ¿Crees que me importa? Lo entiendo. Eres un artista. Tu trabajo es romper barreras. No aceptar la culpa y decir: "Soy un perdedor, voy a desaparecer". "Phil se enojó conmigo..." ¿Y qué?

―Yo no lloro.


―¿Quieres ser grande de verdad? Entonces ten el valor de fracasar y no desaparecer. Hacerles notar que todavía sigues sonriendo. Para mi, esa es la grandeza de la verdad. Pero no me prestes atención, solo soy Claire.


―Gracias Clarie.


―De nada.


Todo sucede en Elizabethtown