domingo, abril 16, 2006

Convivencia

Durante la tarde de hoy, estos son los libros que habitan en mi pieza:

La voluntad "Tomo 3" - Martín Caparrós y Eduardo Anguita
El amor, las mujeres y la vida - Mario Benedetti
El libro de la risa y del olvido - Milan Kundera
El laberinto griego - Manuel Vazquez Montalban
El Hobbit - J.R.R. Tolkien
Un día en la vida de Dios - Marín Caparrós
Sin City "Una dura despedida" - Frank Miller
Antología bilingüe - W.B. Yeats
El Señor de los Anillos (Tomo 1) - J.R.R. Tolkien
El Eternauta - Oesterheld y Solano Lopez
El ponche de los deseos - Michael Ende
Proyectos con macros para Excel - Users Express
El Pasado - Alan Pauls
Momo - Michael Ende
Cuaderno de viajes de Ciruelo - Ciruelo Cabral
El país de Octubre - Ray Bradbury
El principito - Antoine De Saint Exupery
El americano impasible - Grahan Greene
Las enseñanzas de Don Juan - Carlos Castaneda
Las palabras andantes - Eduardo Galeano
Biblioteca personal (prólogos) - Jorge Luis Borges
Nada del otro mundo y otros cuentos - Roberto Fontanarrosa
No habrá más penas ni olvido - Osvaldo Soriano
Canciones del mar - Silvio Rodriguez
Constitución de la Nación Argentina (Reforma 1994)
Macanudo Vol. 2 - Liniers
Peleas de enamorados 1 y 2 - Andi Watson
El regreso del caballero nocturno - Frank Miller y otros
Muerte - Neil Gaiman y otros
La casa de enfrente - Vanyda
Pepe Sanchez - Robin Wood y Carlos Vogt
Spiderman Ultimate, Varios nros. - Marvel
El Señor de los Anillos "Guía oficial de la película"
Revista Cabula - Diseño de Federico Diaz Mastellone
Argentinos "Retratos del fin del milenio" - Revista Viva
1930-1998 El Libro de Oro del Mundial - Clarin
El mundo ha vivido equivocado y otros cuentos - Roberto Fontanarrosa
Crónicas marcianas - Ray Bradbury
Las doradas manzanas del sol - Ray Bradbury
Condorito de oro - Pepo
Obras completas - Conan Doyle
Así habló Zarathustra - F. Nietzche
Jojo, historia de un saltimbanqui - Michael Ende
Mitología Maya, Azteca e Inca - Peter Humbolt
Grandes chicos - Proyecto de Juan Pablo Sorin
Cuando es el Estado el que mata - Amnistía Internacional
Madame Bovary -Flaubert
Perestroika, nuevas ideas para nuestro país y el mundo - M. Gorbachov
Es difícil empezar a vivir - Bernardo Verbitsky
Los perros de la guerra - Frederick Forsyth
Demian - Hermann Hesse
El olvido está lleno de memoria - Mario Benedetti
El diario de Ana Frank - Ana Frank
El secreto de Lena - Michael Ende
El Silmarillion - J.R.R. Tolkien
El Señor de los Anillos (Tomo 3) - J.R.R. Tolkien
Drácula - Bran Stoker
Jackie Brown - Quentin Tarantino
Diccionario pocket "Français Español" - HerperCollins

sábado, abril 15, 2006

Vidas

Se mueve para protegerse. De ciudad en ciudad. Huye de sus amigos para poder trabajar. Por eso escribe mejor en Londres, donde conoce menos gente que en Madrid: "Aquí tengo que andar defendiendo más el tiempo". Y en Madrid, en Paris, en Londres o en Lima, además de tiempo, se ha preocupado de tener un parque cerca para comenzar el día caminando una hora. El Parque del Oeste, Hyde Park, los Malecones. Un parque, y una biblioteca para trabajar por las tardes. La Biblioteca Nacional, la British Library. A veces también escribe en cafés. Se mueve. Se mueve para protegerse.
-
Mario Vargas Llosa, escritor peruano.
-
Después de cuatro meses de actuar en Madrid, cuando ya llenaba el teatro Bellas Artes noche tras noche con su obra El Diario de Adán y Eva, de Mark Twain, mandó hacer afiches que decían: "Gracias Madrid". Antes, había pasado tres años en busca de un teatro; nadie lo conocía y era una apuesta aparentemente perdida. Pero él había decidido ir a vivir a España, de donde es su mujer: "Mi sitio es donde está mi mujer. Mi patria es mi mujer". Y esa patria está ahora en Madrid, una ciudad que le gusta para pasear y alejarse en su jardín, donde cultiva flores, escribe teatro y poesía, y compone música con su guitarra.
-
Miguel Angel Solá, director argentino.
-
-
Fragmentos de la Revista Gatopardo Nº56 Abril 2005.

jueves, abril 13, 2006

Cachorrin

Daniela supone que se va sin dejar marcas. Y si bien resulta rara su partida menos posible es imaginar que sus huellas no son profundas.

Las palabras y yo la miramos de cerca: No puedo pedirte que te quedes si te duele, no puede pedirte que te vayas si me mata.

No fuimos los amantes de las novelas que se dedican al sufrimiento para validarse, ni somos los cancheros sin conciencia a los que nada les importa. Estamos todavía, reinventando. Haciendo que pase a nuestro modo.

Y a veces hay que esperarnos (y apurarnos). A nuestro modo. Ese que todavía no entendemos pero que ya refugia una cantidad necesaria de lunas de lluvias, cumpleaños, destellos salseros, helados, caminos, llamadas, películas, escritos, regalos, parques, distancias, sentimientos y domingos.

El blog transpira porque no está preparado para escribir sobre cosas tan importantes. Lo que quiero decirte será pronto y se lo diré a tu cuello.

Mañana jueves trabajo un rato y luego podemos escaparnos por ahí. Tengo entradas gratis para el cine y muchos besos que nos pertenecen. Después hablamos y arreglamos (el mundo).

miércoles, abril 05, 2006

Miércoles a la tarde

El dvd Un viaje de Café Tacvba reparte ritmo y destellos por la habitación donde yo (y todos los yo del mundo, los que fuimos y los que seremos) reciben por primera vez, y a media luz, la magia del librito Macanudo vol 1. Poderoso cóctel audivisual al que se le suma el tacto de los cubos de hielo que refugiados dentro de una taza grande, recorren y enfrían mi codo lesionado.

Linda vida para un miércoles ¿no?.