sábado, marzo 25, 2006

Presente

24 de marzo

Mi birome le hace un mano a mano a las cámaras de fotos que intentan retratar lo que sucede. La Historia convocó a mucha gente y el Monumento a la Bandera, late.
Estamos ante un dolor tan grande que la emoción no tarda nada en estallar en aplausos, cantos y miradas hacia adentro.
Escribir, aplaudir, resistir. Esta es la primera marcha a la que me llevo papel y birome. El cuaderno quiso ser parte y yo quiero vivirlo así.
La tentación de imaginar palabras sobre el país es muy grande, inmensa. Las generalidades están a flor de piel. Pero me niego. Ya ví mucha gente conocida aquí y no todos son amigos.
Somos muchos, y estamos para recordar y para repudiar los crímenes de la dictadura, los crímenes de la democracia; pero no compartimos el mismo futuro. Extraña unión, pero las acciones de estos días sirven.
Siempre pensé en las Madres sosteniendo que si ellas, ante la desaparición de sus familiares y amigos, demostraron tanto temple, tanto ingenio, tanto amor por la vida, a nosotros que llevamos otro tipo de tragedias nos tendría que resultar más sencillo. Pero nos deshacemos en los detalles.
No me sale traducir que significa la fuerza que hoy demuestra la suma de tantos. ¿Queremos cambiar el mundo todavía? Ojalá que si.
Muchas palabras no llegan al blog. Son dudas, lamentos, análisis que carecen de argumentos a largo plazo. Y también la vergüenza de ya no ser el mismo soñador que antes, capaz.

1 Comments:

At 1:19 p. m., Blogger Casiopea said...

Y eso, escrito el día de mi cumpleaños, es certero. Gracias sobre todo por recordarme que en la inmensidad del universo hay motivos para sentirse acompañado...

 

Publicar un comentario

<< Home