jueves, diciembre 22, 2005

...que su cadera al caminar lleva el ritmo de la mar

(
ah pero eso si duro al trabajo
no se vaya usté a dormir
como dicen que le paso a mi amigo el camarón;
o como al señor cangrejo que por andar de crustaceo
se lo comieron al ajo;
o como este pescadito que tiene el ojito azul
creo que viene de lejos
y mire donde fue a dar
mas le valía regresar
con sus pecesitas güeras
por eso a mi la corriente me ha regresado a mi hogar,
porque un pez de agua salada
en río no puede nadar...
)
La negrita. del disco Re
Café Tacuba

domingo, diciembre 18, 2005

ToDo pAsa

Tengo que dejar de exigirle a la gente más de lo que puede dar.

No debo idealizar a las personas. No puedo permitirme discusiones interminables. No sirven. No sirven para nada. Sólo para herir y salir herido.

La soledad de las personas (hasta la soledad de las personas pobladas de gente) hace que la gente sea más violenta.

Tengo que seguir mi vida con lo que sucede. Con lo bueno, con lo malo. Siempre, siempre cuando estes arriba alguien tratará de bajarte. Y ese alguien puede ser (seguramente lo será) un ser querido que hace que su golpe duela mucho más. Su motivo será la envidia de la alegría ajena (ya lo dijeron los Redondos y tantos otros con su arte).

Pero todo puede ser más simple. Sólo hay que ser precavido y aceptar que la gente tiene sus diferencias, que no se le puede exigir más de lo que puede dar.

Eso es lo que yo creo. Más no se me ocurre.

Ojalá que a alguien le sirva. Este blog no sólo se trata de recordar sino también de compartir.

Noches como esta no serán olvidadas. Aquí se queda, a nuestro servicio.

Por lo demás, y contrarrestrando estas palabras bajoneadas, también quiero recordar que la he pasado bien durante esta semana. Y es un gran contraste.

Yo se que hay gente que a veces no se permite disfrutar un poco más de "el tiempo que nos fue dado". Pero, hay que quererse más, así lo sospecho. Saber querer no es tan sencillo. Hay todo un camino detrás de sueños malgastados.

Mañana será domingo. Y pronto otro año más. ¿El mundo sigue girando, no?

Salud y que no decaiga.

Alzo mi copa hacia los inocentes!

sábado, diciembre 17, 2005

Las cuerrdas vocales patinan

Así es la cosa cumplañera. Ud. marcha para otros rumbos y sus excelentísimos invitados comen torta cubierta de chocolate.
El sábado comienza a ser protagonista del día que amanece. Ya acompañé a su familia a destino. Ya tengo cosas para recordar con placer. Así que esta web se pone parte de las pilas (la otra parte fue regalada) y con platillos y redoblantes dice bien fuerte:

!Feliz cumple Valen!

Mil gracias por ser y por estar.
ale, el caminante borrachín.

lunes, diciembre 12, 2005

El burlador

El tipo se nos pone más sabio (y más viejo), así que esta web se copa con la causa y desea:
¡Feliz cumple Fede!

Va un brindis y un abrazo grande. Salud cumpleañero!

lunes, diciembre 05, 2005

El Teatro | Donde el placer y el terror se dan la mano

Sólo se que se trata de incertidumbre.
Y eso no es un dato menor, todo lo contrario.
Cada día me sumerjo más, como la mayoría de la gente, a vivir en una sociedad donde una desorganizada organización impone trabas burocráticas y éticas buscando la represión de cualquier conjugación del verbo pensar. Entonces surge este lugar, tal vez el más inseguro, pero donde se sabe ocurre solamente una certeza: todo puede pasar.
Y entonces vengo. Y entonces el martes se vuelve necesario. Y es la necesidad de sentirse vivo de otra manera, escapando a todas las convenciones que no firme ni por las que no me consultaron.
Y llego con lo puesto, que es menos que nada. Pero me alcanza, porque ganas de jugar no me faltan.
Arriba del escenario no logro (ni busco) controlar esa extraña y adictiva combinación de placer y terror.
Todo puede pasar. Hagamos que pase.

Lo escribí para el Taller de Teatro de La Catapulta, durante el 2003. Es un buen recuerdo y aquí también se refugia.

Brindis

He aquí dos rosas frescas, mojadas de rocío:
una blanca, otra roja, como tu amor y el mío.
Y he aquí que, lentamente, las dos rosas deshojo:
la roja, en vino blanco; la blanca, en vino rojo.

Al beber, gota a gota, los pétalos flotantes
me rozarán los labios, como labios de amante;
y, en su llama o su nieve de idéntico destino,
serán como fantasmas de besos en el vino.
Ahora, elige tú, amiga, cuál ha de ser tu vaso:
si éste, que es como un alba, o aquél, como un ocaso.
No me preguntes nada: yo sé bien que es mejor
embriagarse de vino que embriagarse de amor...
Y así mientras tú bebes, sonriéndome... así,
yo, sin que tú lo sepas, me embriagaré de ti...

José Ángel Buesa

Inmenza colaboración de una muchacha llamada... Ella sabe como se llama, gracias por ser.

sábado, diciembre 03, 2005

Yo no quiero que pienses tanto!

Cumbiera intelectual

La conocí en una bailanta todo apretado
Nos tropezamos pero fui yo el que se puso colorado
Era distinta y diferente su meneada
Y un destello inteligente había en su mirada...

Cuando le dije si quería bailar conmigo
Se puso a hablar de Jung, de Freud y Lacan
Mi idiosincracia le causaba mucha gracia
Me dijo al girar la cumbiera intelectual
Me dijo al girar... esa cumbiera intelectual...

(Jung, Freud, Simone de Beauvoir, Gothe, Beckett,
Cosmos, Gershwin, Kurt Weill, Guggenheim...)

Estudiaba una carrera poco conocida
Algo con ver con letra y filosofía
Era linda y hechizera su contoneada

Y sus ojos de lince me atravesaban

Cuando intenté arrimarle mi brazo
Se puso a hablar de Miller, de Anais Nin y Picasso
Y si osaba intentar robarle un beso
Se ponía a leer de Neruda unos versos
Me hizo mucho mal la cumbiera intelectual
No la puedo olvidar... a esa cumbiera intelectual

(Paul Klee, Ante Garmaz, Kandinsky, Diego, Fridha,
Tolstoi, Bolshoi, Terry Gilliam, Shakespeare William...)

Si le decía Vamos al cine, rica
Me decía Veamos una de Kusturica
Si le decía Vamos a oler las flores
Me hablaba de Virginia Wolf y sus amores
Me hizo mucho mal la cumbiera intelectual
No la puedo olvidar... a esa cumbiera intelectual...


Le pedí que me enseñe a usar el mouse
Pero solo quiere hablarme del Bauhaus
Le pregunté si era chorra o rockera

Me dijo Gertrude Stein era re-tortillera
No la puedo olvidar...

Yo no quiero que pienses tanto, cumbiera intelectual!
Yo voy a rezarle a tu santo para que te puedas soltar...
Para que seas más normal

(Jarmusch, Cousteau, Cocteau, Arto, Maguy Marin,

Twyla Tharp, Gilda, Visconti, Gismonti...)

Aprendí sobre un tal Hesse y de un Thomas Mann
Y todo sobre el existencialismo Alemán
Y ella me sigue dando cátedra todo el día
Aunque por suerte de vez en cuando su cuerpo respira
Su cuerpo respira, su cuerpo respira
Yo no quiero que pienses tanto, cumbiera intelectual
Yo voy a rezarle a tu santo, para que seas más normal
Para que te puedas soltar...
Cumbierita, cómo la quiero...!

Kevin Johansen